Hic sunt dracones (Horneo 2/Febrero)

Del frío norte norte norteño y de la fría isla de Gotland llega este pan. Cuando Thor se sienta los domingos a la mesa con la familia, cuñados incluidos, este es el pan que comparten (a regañadientes). Un pan que parece sacado por él mismo, del centro de la tierra, a base de martillazos. Telúrico es poco.

Un pan bien cargado de centeno, con su algo de trigo, muy tostado; intenso, de largo sabor, un ligero toque especiado, denso y jugoso. Jugoso, sí, porque el pan también puede ser jugoso.

No sé cómo dirán los suecos «canela en rama», pero este pan lo es. Ya sabéis, si os entra la apetencia, ale, haced click aquí y al lío 🙂

Únete a la conversación

1 comentario

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: